Monday, July 6, 2009

Hablando de realidad con el Sr. Pistacho

Lo prometido es deuda, y por ello, 1 hora antes de que termine el día de hoy (que para mí es casi como ayer, pero más temprano), les traigo una entrada sin videos. Hoy estuve conversando con mi amigo el Sr. Pistacho y le externe mis ganas de conocer su punto de vista general en cuanto a su visión de la realidad.

Él muy amablemente escribió unos cuantos párrafos al respecto con toda la intención de compartirlos con ustedes. Cualquier duda, comentario o sugerencia, estoy seguro el Sr. Pistacho la apreciará de corazón.

Es difícil darnos tiempo para reflexionar sobre cuestiones no del todo evidentes. No para perdernos en alucinaciones de nuestra misma realidad; si no para realmente tratar de desmantelar ese ensamble de existencia humana bajo el noble propósito del pensamiento.

Hay algo que es inherente a todo lo que conocemos y experimentamos. Un punto común que compartimos tanto tú, frágil humano, como yo en mi firme y castaña cubierta de nuez. Es un elemento que de alguna forma sincroniza los engranes internos de una verdad inexistente; pero relevante.

Yo soy un personaje incompleto, como tú y como él. Existo en tantos lugares como estos existen en mí. Por eso me encuentro fragmentado. Disperso en millones de realidades, entre ellas, la tuya. Con mi nombre, mi forma y mi delicioso sabor a pistacho me reconoces. Yo por mi parte me identifico con mis pensamientos, mis procesos, mis debilidades.

Ambos son el Sr. Pistacho. Pero los dos, y los demás son todos diferentes. Comparten cualidades, factores y detalles. Son complementos, pero también son negación, falsedad y virtud inexistente. Subjetivos y objetivos a la vez. Asimilados, creados y destruidos por la misma conciencia colectiva de un espectro invisible de sentido.

Esta es la realidad del Sr. Pistacho. Una realidad que también viste de pipa, guante y anteojo. La misma que viste sombreros de copa y calza distinción europea. La que pretende enseñar, pero al mismo tiempo aprende a reír.

Pero en toda la aparente perfección de mis monóculos no hay nada más que oportunidades e ideas llenas de colores y luces. La mayoría son tonos verdes ligeramente claros, con sus respectivos tintes otoñales; ya saben, para la temporada.

Así pasan los días, mientras el pequeño Goku disfruta su crema de champiñones y yo pierdo mis sentidos en el aroma de un té dulce. ¿Recuerdan a mi amigo el Chef? Tuvo que tomar otro camino; pero nunca uno muy lejano. Porque a donde vaya… mi receta de ganso relleno lo seguirá fielmente. Porque esa es mi realidad.

Porque yo soy el Sr. Pistacho…

7 comments:

Pinkrobot said...

Yo pense que con mi prolongada ausencia habria aqui un requiem y por eso insistias tanto en que firmara :P Tsk tsk

Pense que era mas importante para ti que el Sr. Pistacho, hoy es un dia triste para ser tu hermana

Fede Fiesta said...

jajaja como te dije, te das demasiado crédito...

'ElectroPOP ♥.' said...

debo confesar algo:

no me gustan los cacahuates, senior fiesta :/

lo siento.

lo siento tanto, tanto.

Fede Fiesta said...

El Sr. Pistacho no guarda remordimiento con nadie, no se preocupe joven Electro.

No por ahora...

Fede Fiesta said...

Dije remordimiento? Quise decir resentimiento...

Un pájaro del tamaño de un delfín pasó por mi ventana y me distrajo.

'ElectroPOP ♥.' said...

HAHAHA LO PEOR ES QUE ENTENDI SIN LA NECESIDAD DE LEER LA ACLARACION

Hoolie said...

Sr. Pistacho me gusto mucho su pensamiento sobre la realidad...sobre todo porque en su realidad existe goku y esta chiquito?

Podria relatarnos sobre sus proezas con el joven goku?